12. El acogimiento familiar.

menores

em>El acogimiento familiar.
Concepto, clases e importancia de la medida

Cuando nos encontramos un menor en situación de desamparo, la administración viene compelida a poner en marcha sus previsiones y obligaciones atinentes al caso. Laprimera medida a adoptar, que la administración se plantea, es la búsqueda de una familia
(o persona) que transitoriamente quiera hacerse cargo del desprotegido, y que ademásofrezca garantías de que lo pueda hacer idóneamente, sabiendo que en esa situación ha depermanecer hasta tanto se hayan superado las circunstancias personales concretas que en sumomento impidieron la permanencia con su familia o hasta tanto se busque otra solución,ya definitiva, como es la adopción.

Desde el punto de vista jurídico el acogimiento familiar es una figura que otorgala guarda de un menor a una persona o núcleo familiar con la obligación de cuidarlo,alimentarlo y educarlo por un tiempo, con el fin de integrarlo en una vida familiar quesustituya o complemente temporalmente la suya natural. Y es que el acogimiento, salvo
excepciones, no supone una ruptura total con la propia familia, subsistiendo la relación depadres e hijos salvo limitación o suspensión del mismo. Es así que ni los padres biológicosni los acogedores tienen necesariamente la exclusividad sobre el menor.

En virtud del acogimiento familiar se integra a un menor en una familia que no esla constituida por sus padres biológicos o tutor, sin crear vínculos de parentesco con ella.No obstante, los acogedores tienen todas las obligaciones derivadas de la guarda del menor (velar por él, tenerlo en su compañía, alimentarlo, educarlo y procurarle una formación integral).

Para la adopción de esta medida, han de tenerse en cuenta los siguientes criterios ordenadores: a) dar prioridad a su utilización sobre el acogimiento residencial.b) evitar, en la medida de lo posible, la separación de hermanos y procurar su acogimiento en la misma familia. c) favorecer la permanencia del menor en su propio ambiente,
procurando que el acogimiento se produzca en familia extensa, salvo que no fuese aconsejable para el interés del menor o menores del grupo familiar adoptante (art. 25 LGF).

En definitiva se trata de una medida de protección provisional que pasa por la separación del menor de la familia de origen y que tiene por finalidad evitar su internamiento y proporcionarle un ambiente familiar normalizado, constituyéndose como una de las medidas idóneas para los menores en situación de desprotección o de necesidad especial.

Es una medida que proporciona al menor desamparado un mayor nivel de bienestar al ser en una familia donde los niños pueden desarrollarse de forma más plena:favorece vínculos afectivos más estables y la adquisición de pautas sociales normalizadas.
Es así que el acogimiento familiar no es sólo una medida puramente asistencial sino educativa e integradora que favorece que el menor crezca sano y que evita los efectos perversos del asistencialismo que se da con frecuencia en los centros residenciales.

Pero el acogimiento no es sólo un recurso para los menores en situación de desprotección, gravemente deteriorados, sino que debe ser también una medida preventiva, orientada a evitar la marginación de los mismos, antes de que la situación se deteriore o se haga crónica y cuando la crisis de la familia se prevea temporal; cuando se puede implicar a los padres y, en definitiva, cuando no haya otras soluciones menos traumáticas.

La temporalidad de la medida indica que se ha de procurar reintegrar al menor en su familia de origen y para ello es preciso trabajar con ella con el fin de recuperarla para el menor, fomentando que las familias acogedoras respeten la biografía del menor y sus relaciones con su familia de origen.

Si bien el acogimiento se formaliza en el plano administrativo ya desde su iniciación está sometido al control del Ministerio Fiscal y del Juzgado de Familia competente.

La legislación estatal y autonómica establecen tres tipos de acogimiento familiares: a) Simple (de carácter transitorio para reinsertar al menor en su propia familia o mientras se adopta otra medida de protección más estable); b) Permanente (con más
estabilidad en el tiempo del menor en la familia acogedora en la medida en la que no se prevé el retorno del menor con su familia de origen); c) Pre adoptivo (el menor está con la familia de acogida mientras se eleva la propuesta de adopción al juez por la entidad pública o mientras se adapta a la familia antes de elevarse al juez dicha propuesta).

Sin perjuicio de la anterior clasificación, los acogimientos pueden ser en familia extensa o ajena.

Otras tipologías de acogimiento familiar de orden subsidiario son las de Fin de Semana, de Vacaciones, de Día (que ofrece apoyo a aquellas familias que durante el día no pueden encargarse del cuidado de sus hijos, generalmente por motivos laborales); de Convivencia Plena (el menor convive con la familia acogedora durante la totalidad del día
mientras dura el acogimiento), Especializado, Profesionalizado y de Urgencia (en el que el menor inicia la convivencia con la familia acogedora tras la retirada inminente de su familia de origen).

Esta entrada fue publicada en acollida / acojida familiar, acollida/acojida de menores, Acollida/acojida temporal, familias, familias acolledoras, livros recomendados, VALEDOR DO POBO. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 12. El acogimiento familiar.

  1. r.filgueira dijo:

    OBLIGATORIO ler el relatorio EL DEL VALEDOR DO POBO

  2. Marisa dijo:

    TRABALLAR COA FAMILIA? Qué falla? Non hai suficientes recursos humanos e económicos oor iso se relentizan tanto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s