María pierde otra oportunidad

No todas las experiencias salen bien. Una pareja coruñesa renuncia, desanimada por el escaso seguimiento y el retroceso que sufre la niña cuando visita a sus padres

Autor:
Jorge Casanova
Fecha de publicación:
2/2/2010

Sonia y Javier, ayer, con sus dos niños y la pequeña que mantienen en acogida hasta fin de curso

A María, una niña de cuatro años que se llama de otra manera, se le está consumiendo su segunda oportunidad. La primera se esfumó nada más nacer, con síndrome de abstinencia y en el seno de una familia encadenada a esa rueda de la que es tan difícil salir: heroína, cárcel, exclusión. Hasta los dos años, María estuvo en un centro de menores para pasar luego a engrosar el hogar de Javier y Sonia, una pareja de A Coruña con dos niños pequeños. Ahora, María está a punto de cumplir cuatro años y sus padres de acogida han tirado la toalla. Adiós a la segunda oportunidad.
Javier y Sonia expresan la misma queja, la falta de seguimiento por parte de la Administración. Desde que se hicieron cargo de la pequeña María, la niña ha mantenido el contacto con los padres biológicos y cada retorno ha ido llenando el vaso que ahora se desborda. «No es normal que la niña venga siempre apestando a tabaco, sin comer, mojada cuando llueve. No es normal que el primer dibujo que haga la niña sea una calavera», enumera Sonia.
Javier no entiende que no se haya hecho un seguimiento a los padres de modo que María hubiera podido entrar ya en un proceso de adopción: «¿Qué es primero, el interés del menor o el de sus padres?», se pregunta. «Le están negando el futuro», apostilla su mujer: «Me siento como una de esas familias de divorciados en el que uno impone reglas y el otro deja hacer a los niños lo que quieran».
Explican que fueron poniendo en conocimiento de la Cruz Roja y la Xunta las anomalías que apreciaban en los padres de María y las consecuencias sicológicas que ello está suponiendo para la pequeña; una niña sometida a un duro conflicto de lealtades y que con tres años ya asombraba a la directora de la guardería por su capacidad para no acatar la autoridad y utilizar respuestas más propias del lenguaje de una taberna que de un hogar equilibrado. «Solo nos hicieron caso cuando expresamos nuestro deseo de dar por terminado el acogimiento», lamenta Javier.
Suma de fracasos
Cuando termine el curso escolar, María se irá definitivamente de la casa donde ha vivido los dos últimos años y probablemente volverá a un centro de menores hasta que otra familia le abra la puerta. Cada vez que eso ocurra, las dificultades serán mayores y la suma de fracasos irá aplastando sus posibilidades de futuro. Javier y Sonia lo saben, pero también piensan en los dos pequeños que ellos tienen: «No quiero que mi hija aprenda las cosas que le enseña María cuando viene de estar con sus padres».
Muchas veces, la pequeña María aparece tras la visita con un pirsin pintado sobre la nariz, o una raya de color bajo los ojos: «Yo la meto enseguida en la bañera pero, claro, soy la mala porque le quito las cosas que le ponen sus padres». El contacto con los padres biológicos está siempre recomendado para la mejor evolución de los menores en acogida, pero esta pareja opina que no es el caso. Entienden la complejidad del asunto, pero no les cabe duda alguna de que la pequeña María hace más de un año que debería estar adoptada por otra familia.
Igual que cuando decidieron embarcarse en la aventura del acogimiento, la decisión de abandonar es firme en la pareja: «Me puedo imaginar a María con doce años si las cosas no cambian, y pienso que también estará con mis hijos». Eso no ocurrirá. Mientras los técnicos y los jueces deciden qué es lo mejor para ella, María crece y entiende cada vez más. Le espera otro centro este verano. Quizás otra familia, después. Y una mirada permanente a la rueda nefasta en la que viven sus padres y en la que ella también gira.

Esta entrada fue publicada en acollida / acojida familiar, acollida/acojida de menores, Acollida/acojida temporal, derechos de los niños, familias, familias acolledoras, la voz de galizia, niñas, niños y adolescentes, noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s