“Para la felicidad, la gente valora más los amigos y la familia que la salud”

javier urra psicólogo y escritor
.Martes, 09 de Noviembre de 2010 00:00 .

El doctor en Psicología y escritor Javier Urra impartirá esta tarde a partir de las 19.30 horas en la Casa Solidaria la conferencia “Recetas para compartir felicidad” en la que avanzará a los ferrolanos algunas de las claves para ser feliz en el día a día.

reportaje de natalia valiño

La Real Academia Española la define como el “estado de ánimo que se complace en la posesión de un bien”, sin embargo para el doctor en Psicología y escritor Javier Urra (Navarra, 1957), la felicidad es una “actitud en la vida que va ligada a los pequeños valores.

Pero ser feliz no implica ser imbécil o iluso, sufrimos, la vida es dura pero hay que tener esperanza”. Javier Urra, primer Defensor del Menor y colaborador del Instituto Coca-Cola de la Felicidad, llegará esta tarde a Ferrol –19.30 horas, Casa Solidaria– para desgranar algunas de las reflexiones de su último libro “Recetas para compartir felicidad” en el que ha colaborado el chef donostiarra Pedro Subijana. “Hay gente que está muy mal pero que es optimista y positiva, gente que es muy ilusionante y tenemos que mirar hacia ellos”, aconseja Urra quien añade que volcarse en los más necesitados “es una buena forma de alcanzar la felicidad”.
El especialista en Psicología Clínica insiste en la necesidad de discernir felicidad y placer. “Son cosas distintas, se puede ser feliz preparando la comida para tu nieta y eso no es puramente placentero, pero sí que genera felicidad o volviendo a leer un libro que te gustó”. Asimismo apunta a que hay que emplear la creatividad y echarle imaginación a la vida, ingredientes esenciales para contribuir a una actitud positiva.
Para Javier Urra la felicidad no tiene precio. “No creo que para ser feliz haga falta mucho dinero, sí un mínimo. Hay gente que tiene poquísimo y es bastante feliz y gente que lo tiene casi todo y no sabe que es ser feliz. Trabajo con gente que ha sufrido mucho, que ha tenido traumas terribles y es feliz y otra gente que está siempre enfadada con el vecino, con la suegra, consigo mismo y rumian ideas negativas. Eso depende de uno. Es cierto que la vida no es justa que a unos nos va mejor que a otros”, aclara.

Crisis económica > En este sentido, la crisis no ha hecho mella en la sociedad española. Según el segundo informe Coca-Cola de la Felicidad de 2009 –basado en 2.000 entrevistas–, los españoles, son junto a los italianos, los más felices de Europa. “La crisis afecta pero no mucho, la gente para la felicidad valora más a los amigos y a la familia que la salud”. Sin embargo señala que la sociedad padece a veces una ansiedad muy peligrosa. “Queremos conocerlo todo y viajar a todos los países y saberlo todo de la vida. Eso no está permitido al ser humano, el ser humano tiene sombras, tiene dudas, limitaciones y desde ellas tiene que disfrutar. A ti nadie te quita esta noche que puedas levantarte a las doce de las noche a ver las estrellas y te puedas hacer cuatro preguntas inteligentes. “Eso –apunta–, también es felicidad”.
Javier Urra lleva casi 30 años trabajando en la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia y Juzgados de Menores de Madrid donde analizó a grandes psicópatas del país entre los que cita a Arkan, Javier Rosado o “El Rafita”. “He sido el primer Defensor del Menor y he tenido en mis manos a niños que acababan de morir en situaciones dramáticas, he sufrido un infarto de miocardio y tengo tres “stents”. Pero no soy un iluso y soy plenamente feliz”, afirma.
Entre otros ejemplos cita el de su amigo Gonzalo Latorre, presidente de la Asociación Pro Personas con Discapacidad Intelectual, Apader, en Cedeira. “Era redactor jefe de la Agencia Efe y lo dejó todo hace 25 años para dedicarse a los niños con discapacidad. “No es más rico ni tiene más cosas, tiene más problemas pero el último día de su vida cuando se pregunte para que he vivido tendrá su respuesta”. Esta es una de las conclusiones a las que Urra nos insta a llegar. “Al final de nuestra vida tendremos que contestarnos si ha merecido la pena vivir, si hemos hecho lo importante, si hemos empleado el tiempo en lo que merece la pena”, señala.
La felicidad se concibe desde manera distinta desde una perspectiva infantil o una adulta. “Los niños viven las cosas con más intensidad, pueden ser muy felices ahora mismo y dentro de cinco minutos ser muy infelices. El adulto sabe que el momento más oscuro del día es cinco minutos antes de que amanezca. Sabemos que al final del túnel hay luz. Sabes que te harás abuelo, que con los años te desgastas y que tendrás artritis, pero eso no implica que no disfrutes de este otoño y no encuentres en ello una razón para ser feliz”.

http://www.diariodeferrol.com/index.php/periodico-impreso/ferrol/9951-noemi-ferrol

Esta entrada fue publicada en javier urra, noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s