Dos millones de menores, en riesgo de pobreza en España

El país tiene una de las tasas de pobreza relativa en niños más altas de la UE, solo por delante de Rumanía, Bulgaria, Letonia e Italia.- Un informe de Unicef critica la dispersión de competencias y la escasez de fondos
ARÍA R. SAHUQUILLO – Madrid – 16/11/2010

En España, uno de cada cuatro niños (un 24,1%) está en riesgo de pobreza relativa. Esto significa que casi dos millones viven en hogares con unos ingresos inferiores al 60% de la mediana nacional (unos 14.300 euros al año para un hogar de dos adultos y un menor de 14 años o de 16.680 para dos adultos y dos menores). Así, según los datos que se desprenden del primer informe de Unicef sobre la situación de la infancia en España, este país está a la cola de los 27 países de la Unión Europea, solo por delante de Rumanía, Bulgaria, Letonia e Italia.

“Ser un niño pobre en España no significa necesariamente pasar hambre, pero sí tener muchas más posibilidades de estar desnutrido”, ha explicado la responsable de sensibilización y políticas de infancia de la entidad, Marta Arias. “No significa no tener un techo donde guarecerse, pero sí habitar una vivienda hacinada en la que no existan espacios adecuados para el estudio o la intimidad, y en la que el frío o las humedades pueden deteriorar el estado de salud”, ha añadido. Y situaciones como estas se producen en España, y cada vez más. El problema se agrava con la crisis, que está teniendo un “impacto preocupante” sobre la infancia. En 2010 la tasa de menores de 16 años en riesgo de pobreza se ha incrementado del 23,3% del año pasado hasta un 24,5%.
“Estar en riesgo de pobreza relativa no significa necesariamente privación -que también se da en muchas situaciones-, pero sí exclusión y reducción de oportunidades”, ha dicho la directora del Comité Español de Unicef, Paloma Escudero.
La pobreza infantil se concentra sobre todo en hogares con familias numerosas, en las que el 44,4% de los menores están en riesgo; o monoparentales (el 38,6%). También en las que los adultos están desempleados o tienen un empleo precario. Para la infancia la situación es difícil, alerta Unicef, y es que todos los índices de exclusión y privación social afectan más a quienes tienen hijos, especialmente si son pequeños.
Inmigrantes
El porcentaje de niños en riesgo de pobreza aumenta si estos son inmigrantes. El índice de pobreza en los hogares con niños nacidos en España es del 21,2%, mientras que este dato aumenta al 52% en el caso de los niños nacidos fuera de la UE (datos de 2006, últimas cifras separadas por nacionalidades). Esta diferencia, además, se hace más notable cuando se trata de pobreza severa: el 4% frente al 28%.
Extremadura, con un 39,2%, es la comunidad que más tasa de pobreza infantil registra, seguida por Andalucía (34,2%), Murcia (33,9%) y Castilla-La Mancha (33,3%). Sin embargo, si se toma el umbral autonómico (que analiza los ingresos de las familias de esa comunidad) es Canarias en la que más tasa de pobreza padece, con un 40% de sus menores en riesgo de pobreza, seguida de La Rioja (32,3%), Murcia (31,6%) y Madrid (26,9%).
Niños invisibles
Unicef critica que España ocupa, junto a Grecia, el último lugar de la UE en el gasto público en familia e infancia, con un 0,7% del PIB, por debajo de la media de la UE (un 2,3%). “Hay que poner a la infancia en el corazón de las políticas, ahora mismo no lo son”, dice Escudero. El organismo de la ONU reclama un plan de políticas de infancia para las próximas elecciones municipales. “Es necesario para que los niños no sigan siendo invisibles en la agenda política”, ha dicho la directora del comité español de Unicef.
El informe, elaborado a raíz de las observaciones realizadas por el Comité de Derechos del Niño tras analizar la situación en España, reclama, además, otras medidas “fundamentales” como la de doblar la inversión en políticas sociales de infancia y familia (para que lleguen al menos al 1,4% del PIB), elaborar un informe de impacto sobre la infancia en todas las disposiciones normativas o crear un Consejo de Medios Audiovisuales de ámbito estatal con funciones de supervisión de la protección a la infancia.
Centros de menores
El comité, que critica la dispersión de competencias sobre temas de infancia, se muestra preocupado también por la situación de los niños con problemas de conducta en centros de menores y por los menores extranjeros no acompañados.
“El uso de diferentes métodos para determinar la edad de los menores según cada comunidad; la falta de garantías en los procesos de repatriación, deficiente trato en algunos casos y entrega de los niños a los cuerpos policiales del país de origen en vez de a los servicios sociales; la falta de condiciones dignas en algunos centros de acogida de Canarias y Ceuta”, son los aspectos sobre los que alerta el informe

Esta entrada fue publicada en derechos de los niños, el Pais, noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s