Más de treinta niños están acogidos por familias en Santiago

Más de treinta niños están acogidos por familias en Santiago
Otros dieciocho están en espera, y diez son de dos grupos de hermanos

Autor: marga mosteiro
Localidad: santiago / la voz
Fecha de publicación: 10/2/2011 –

El programa de acogimiento familiar desarrollado por Cruz Roja en colaboración con la Xunta de Galicia permite ofrecer a los menores en desamparo un ambiente familiar, que les aporta normalidad a sus vidas. La teoría del programa es sencilla. Una familia acoge temporalmente a un menor, que por diversas circunstancias no puede ser cuidado por su familia biológica y está residiendo en un centro de menores. No se trata de niños conflictivos ni de pequeños abandonados por sus padres. Tampoco puede verse el acogimiento temporal como una antesala de la adopción. De hecho, en la mayoría de los casos, los niños mantienen el contacto con sus padres biológicos, ya que el objetivo del acogimiento es dar un respiro provisional hasta que los padres están en condiciones de volver a ocuparse de sus hijos.
Aunque la teoría pueda parecer sencilla, la puesta en práctica del programa es muy complicada, ya que los técnicos tienen que localizar la familia idónea para cada niño. De ahí, la llamada a la colaboración que con cierta frecuencia se lanza desde Cruz Roja para animar a la participación. Actualmente, en Santiago y comarca hay 33 niños y adolescentes acogidos por 23 familias. En varios casos se trata de grupos de hermanos. Concretamente, un familia con tres hijos biológicos tiene acogidos a tres hermanos; otras ocho se ocupan de grupos de dos hermanos cada una.
Pero, en el otro lado del programa están los menores que aguardan por un hogar temporal. Dieciocho menores están a la espera y, entre ellos, hay cuatro grupos de hermanos (2 de tres y otros dos de dos hermanos). Otras 43 familias están dispuestas a recibir a un menor, de las que 22 forman parte de un grupo que han pedido un tiempo de descanso por diversas razones personales.

Un proceso de adaptación
Cuando se asigna un menor a una familia, la recepción no es inmediata. Durante las primeras semanas o meses, según cada caso, los niños siguen en el centro de menores y acuden con su familia de acogida en días concretos. A medida que la relación prospera, el tiempo se va alargando. Lo mismo ocurre cuando los padres están en condiciones de hacerse cargo de sus hijos, la marcha de la casa de los acogedores se hace también de forma gradual y siguiendo un plan que evite traumas a los niños.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en acollida / acojida familiar, acollida/acojida de menores. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s