Benestar se compromete ahora a mantener la partida para menores

Mato se compromete a no tocar los 14 millones para centros de acogida
DANIEL SALGADO – Santiago – 03/09/2011

De la reunión de ayer en la Consellería de Traballo e Benestar, los representantes de los centros de acogida de menores arrancaron el compromiso de que no habrá rebajas en su partida presupuestaria. Después de que en conversaciones previas miembros del departamento de Beatriz Mato llegasen a mencionar la posibilidad de recortes en la partida destinada a estas instituciones de hasta un 50%, la Xunta olvidó ayer esas cifras y aseguró a, entre otros, la Asociación Gallega de Centros de Menores que su intención es “mantener todo el presupuesto” en las cuentas de 2012. Hace dos años, el Gobierno gallego empleó casi 14 millones de euros en la materia, que en 2011 prácticamente no tocó -eso sí, no le subió el IPC.

Con los encargados de los centros de acogida para personas de menos de 18 años habló ayer la cúpula de la consellería. La titular, Beatriz Mato, y su número dos, la secretaria general de Benestar, Susana López Abella, les anunciaron además que convocarán la mesa de diálogo, en la que se sienta “el 100% del sector”. Más de 70 centros que ofrecen 1.200 plazas para menores, 200 en centros públicos -los más grandes- y alrededor de 1.000 en instituciones concertadas y gestionadas por entidades como Cáritas, Aldeas Infantiles o Mensajeros por la Paz. Las concertadas funcionan a menudo en pisos tutelados o en chalés en las que conviven entre cuatro y diez menores. Los niños acogidos proceden de familias “en situación delicada”, en las que la drogadicción o el ingreso en prisión de los progenitores impiden una vida y una educación adecuada.

Jesús Iglesias, de la Asociación Gallega de Centros de Menores -que representa a centros con alrededor de 400 plazas- señaló que entre los planes transmitidos ayer por la Consellería de Traballo e Benestar a los trabajadores del ramo se encuentra la necesidad de reorientar y actualizar los programas de menores”. Dentro de esa todavía por concretar remodelación, la prioridad absoluta, asegura Iglesias, será “la atención especializada y la acogida familiar”. Pese a la declaración de intenciones de Benestar, lo cierto es que las ayudas para las familias acogedoras han resultado drásticamente recortadas desde la llegada del PP a la Xunta: si en 2009 era casi un millón de euros, al año siguiente cayó hasta 396.000 euros y para 2011 cuentan con 196.000. “El acogimiento familiar de los menores es vital para nosotros”, indica Jesús Iglesias. Para los expertos, los centros conforman el último eslabón de la red de protección a los menores, por ello resulta fundamental que estén económicamente bien dotados.

El BNG ha venido denunciando en los últimos meses lo que, en su opinión, se trata del “desmantelamiento de la política de menores” llevada a cabo por la consellería que dirige Beatriz Mato.

Esta entrada fue publicada en AGACEME, Beatriz Mato, el Pais. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s